martes, 7 de agosto de 2018

Protección - San Cadilla Mural | 07-08-2018

Protección

Por fin llegó el primer punto para las Chivas, que abandonaron el sótano de la Liga, pero -ese eterno pero que las acompaña en los últimos semestres- siguen sin ganar un partido en más de cuatro meses, por lo que la presión no ha cesado.

Jorge Vergara seguirá en Estados Unidos, pero no sólo en su tratamiento de sanación, sino también porque tribunales gringos lo valorarían en la lucha por la tutela de las hijas que tiene con Angélica Fuentes, quien radica en Texas.

No olviden que ya no hay broncas de negocios entre ellos y que aquel largo pleito por el fraude quedó finiquitado, pero sigue la lucha de Omniyorch por tener contacto con sus niñas.

Ahora les explicaré una de las razones por las que realizó una reestructura directiva en su changarro: quitarle presión a su hijo, Amaury Vergara, pues hay un linchamiento en redes sociales, encabezado por un sector inconforme de la afición por los malos resultados, falta de refuerzos y la venta del pase de Rodolfo Pizarro al Monterrey.

Enfocar -entre comillas- a Amaury en la empresa servirá también para capacitarlo como relevo de su padre ante distribuidores, nuevos y existentes.

Será él quien sustituya a Omniyorch en las giras y conferencias por el mundo con vendedores de polvos vitamínicos y reclute nuevos socios para la empresa multinivel.

Amaury ha comenzado a hacerlo en salones pequeños. Aunque quizá ese no era su plan de vida, sino el de la creatividad cinematográfica, no se negó a la petición de su padre.

¿Y por qué poner a Amaury, quien nada quería saber de negocios, sino ser director de cine?

Porque los asesores de Jorge concluyeron que, para efectos de impacto de la empresa con potenciales nuevos vendedores, resultaría más fácil creerle a un Vergara que a un CEO, como José Luis Higuera, especialista en el trabajo rudo.

Jorge estará en el control a la distancia, pero su deseo es tener apariciones esporádicas en eventos de la empresa.

El anuncio es estratégico, pero el "Tío" Higuera seguirá asesorando a Amaury y al Consejo de Omnilife en decisiones ejecutivas.

De hecho, Higuera fue quien propuso que en el nuevo consejo estuvieran incluidos casi todos los hijos del patrón.

Así que el "Tío" está muy lejos de haber perdido poder, como algunos ilusos lo interpretan, por el hecho de ya no tiene el cargo de CEO de Omnilife.

A los chivahermanos radicales y que piden la salida de Higuera, les diré que es mejor que se hagan a la idea de que lo verán por mucho tiempo como el jefe del Club Guadalajara.

Y háganle como quieran.

Por la libre

Aunque en el Cruz Azul las cosas están saliendo a pedir de boca, Elías Hernández, autor de un gol en la Liga, tiene pendientes que solucionar en el aspecto legal.

Resulta que el habilidoso mediocampista, quien dejó al León por La Máquina para este torneo, enfrenta una demanda de Mauricio García de la Vega, quien despacha -¿o despachaba?- como su representante.

Según el agente de futbolistas, Hernández negoció su contrato de forma unilateral, o sea, sin su conocimiento, por lo que se quejó con el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), en busca de que se le conceda su respectiva mochada... ejem... comisión.

El pateabalones solicitó una apelación ante la Comisión de Arbitraje y Apelaciones Deportivas CAAD, un organismo que soluciona disputas en México, mientras que el TAS es un tribunal internacional.

Lo que pasa es que la CAAD ya le negó a García de la Vega su recurso de amparo, así que ambos personajes deberán presentarse para revisar el asunto y desahogar pruebas.

Hernández y sus abogados quieren anular el convenio con el representante, pues, según ellos, no está ajustado al Reglamento de Agentes de Jugadores, situación que deberá analizar y juzgar la autoridad.

El costo del pase del futbolista fue de unos 4 melones de los verdes y la comisión sería de un nada despreciable 10 por ciento.

¿Ya ven por qué se pelean?