miércoles, 1 de agosto de 2018

'Marche' pierde las cabras (1) - San Cadilla Reforma | 01-08-2018

'Marche' pierde las cabras (1)

Por alguna extraña razón, Agustín Marchesín perdió las cabras hace un par de días y empezó a despotricar contra Alejandro Irarragorri, presidente del Club Santos Laguna, a quien acusó de haberlo maltratado.

Antes de que hurguemos en qué mosca le picó al hoy arquero del América, estaría bueno tratar de encontrar su definición de "maltrato" de parte del club que le abrió las puertas en México.

El meta argentino llegó a Torreón con un contrato bueno y largo: nomás para que se den un quemón, cuentan que firmaron por 8 torneos y un millón de dólares por año, es decir, un milloncito y medio de pesos al mes.

Pues bien, resulta que el primer torneo de "Marche" es una maravilla, salen campeones y al señor se le ocurre buscar a la dirigencia para pedir un aumento de sueldo por su gran rendimiento.

Por supuesto, la respuesta fue negativa y le respondieron que su sueldazo lo iba a cobrar rindiera o no rindiera, además de que apenas había empezado a correr el contrato.

"¿No hay aumento? Pues me quiero ir".

Ahí inició el tormento para los Guerreros, lo del interés de Boca y demás linduras, hasta que finalmente Marchesín se fue al América y en cierto modo se salió con la suya, pues hoy gana más que el milloncito y medio que le daba Santos.

Lo que está cañón es que hoy venga a decir que lo maltrataron cuando él jugó encanijado tres largos torneos, hasta que se fue.

'Marche' pierde las cabras (2)

Y justo cuando nos preguntábamos qué mosca le picó a Marchesín esta semana, pues ahí les va que me contaron.

En uno de los amistosos de pretemporada del Ame en Estados Unidos, el argentino fue cambiado y aparentemente de ahí se generó una discusión con el entrenador azulcrema Miguel Herrera que habría terminado en muuuy malos términos, al grado de que el portero habría movido ficha para irse de Coapa.

Diiicen los que me contaron esta bonita historia que la cosa está tan gacha, que Marchesín revivió milagrosamente su graaan amor por Boca Juniors.

Cuentan que ya hasta pidió a varios jugadores xeneizes que le echen la manita hablando bien de él a la gente correspondiente para que volteen a verlo y las cosas se armen lo más pronto posible, porque parece que, por más que jure y perjure amor eterno a la entidad azulcrema, ni él quiere estar un segundo más en El Nido ni en El Nido habría más voluntad para contar con sus entrañables servicios.