miércoles, 25 de julio de 2018

¿Quién sigue? - San Cadilla Norte | 25-07-2018

¿Quién sigue?

Hoy se anunciará en la FMF que el señor Juan Carlos Osorio no es más el DT de la Selección Nacional. Mejor dicho, hoy harán oficial lo que ya sabemos.

Ya, se acabó su historia en México, pero ¿y quién sigue?

Qué curioso es el futbol. No hay DT en México que no quiera ser el timonel del Tri, salvo el señor Ricardo Ferretti de Oliveira.

Ricardo La Volpe, Miguel Herrera, el "retirado momentáneo" "Chepo" de la Torre, y hasta los analistas de tele Hugo Sánchez, Tomás Boy y Mario Carrillo, entre muuuchos otros más en México, quieren ser ellos los técnicos del Tri y, curiosamente, por quien van, no quiere.

"Es un hecho, están decididos a ir por el 'Tuca'", me dijo ayer mi Judas Federativo, "pero tú sabes cómo es el viejo, no se deja. Todos quieren y él no. Pero sí, van con todo por él".

Ricardo, en repetidas ocasiones, ha dejado muy en claro algo: "Yo tengo trghes años fighmados con Tigres y aquí me quedo... no quiegho igh al Tri, culeghos".

Eso ya lo sabemos, pero anoche, tras perder su equipo de manera ridícula, penosa y vergonzosa ante los suplentes del San Luis, declaró:
"Tengo tres años, apenas empecé este mes los tres años de contrato con el equipo Tigres y estoy acostumbrado a ser una persona de palabra y cumplir". Hasta ahí, todo normal, cerrando la puerta con tres candados, como cantaran Los Tigres del Norte.

"Naturalmente que en el futbol muchas cosas pueden pasar", aaah, caray, ahí el tenor fue un poco distinto, pero prosigamos leyendo.

"Sólo si Tigres me despide yo tendría a lo mejor alguna oportunidad de ir a otro equipo... pero yo pienso cumplir mi contrato con Tigres y, si Tigres así lo desea, son tres años que pienso estar con ellos".

Señor Ferretti de Oliveira: ¿Estaría dispuesto a escuchar alguna propuesta para ir al Tri?

"Sólo si Tigres me despide", respondió.

Aquellos tres candados que tenía la puerta negra, ya sólo tiene dos, aunque...

"De aquí no se va", me aseguró ayer mi Judas de CEMEX.

PD: Tons no se va.

Cambios Pandis

Iniciaron con el DT, siguieron con algunos jugadores, rematarán con gente de oficina... y aún falta uno más.

El cambio en Rayados se sigue dando. Hace dos meses despidieron al señor Antonio Ricardo Mohamed Matijevic y días después contrataron al mister Diego Martín Alonso López.

También dejaron ir a lo que para ellos ya no les servía y trajeron a jugadores para apuntalar posiciones clave.

Normalmente los equipos hacen esos cambios: de DT, jugadores y de vez en cuando directivos, pero Rayados está yendo un poco más lejos.

"FEMSA quiere permear, por así llamarle. Aquí en el Club (Monterrey) estamos pareciéndonos cada vez más a la empresa, y creo que es bueno".

La charla con mi Judas Napolitano, que tiene su escritorio ahí en el BBVA, fue en buenos términos. No para informarme los cambios que todos ya sabemos, sino del origen de éstos, los por qué... y hasta de la llegada de Carlos Barra me habló.

"Si te das cuenta, se va renovando, metiendo a gente con nuevo perfil y moviendo de lugar a otros. Se fue Héctor Hugo (Peña) por algunas situaciones que no importan ahora, pero para eso ya tenía rato Ever (ardo Valdez) viendo sus funciones. Nunca viajaba a pretemporada y ahora lo hizo.

"El departamento de comunicación tiene nuevo jefe, tú muy bien sabes quién es; de ahí movieron a Emilio (Herrera) para que se quede en Mercado. Espero que no me muevan a mí", me dijo.

Ni yo tampoco, porque me tiene al día con la información. Fue el que me dijo, hace un mes, que el juego ante Santos tenía en parte que ver con la venta de Carlito Sanche (aunque un directivo lo negara. Normal ahí) y hace más de una semana que negociarían al "Conejo" Benítez porque a Diego Martín no le gustaba la conexión entre el jugador y la gente.

"Checa la salida de Eliud Contreras de la Sub 17. Dirigió sólo un juego y de mero arriba lo mandan quitar para poner a Pepe Treviño, también desde mero arriba", refiriéndose a una oficina en Femsa, en Av. Universidad.

Me comentó el Judas Napolitano que le están moviendo a las fuerzas básicas, y que esto no es de ahora.

"Hace unos meses vi aquí a Ramoncito Morales, luego pregunté y era para un proyecto, pero no se dio".

¡Los cambios están, y si son para bien, qué mejor!

Ojalá

Rayados es un club al que si lo criticas -con argumentos- o les sacas información interna, dice que estás en su contra.

Son de la idea de: "Si no estás conmigo, es que estás en mi contra", un pensamiento netamente de tribuna, de hincha.

Ojalá que estos cambios ayuden a la apertura del Club de Futbol Monterrey. En verdad ayudaría a todos, principalmente a ellos mismos.

Ojalá que el departamento de comunicación, en donde su nuevo director es el señor Luis Alberto Lara Ojeda, entienda que a los periodistas no nos importa lo que pase en su equipo. La información se quiere para informar a la afición, no para nuestro uso personal. Ni que fueran el Real Madrid o Barcelona.

En este equipo no te dicen nunca quién está lesionado, y si nos enteramos, no te dicen cuál es la lesión, para cuánto va y en qué status está.

Hace unos días, el encargado de prensa le dijo a un reportero, así, con toda la extensión de la palabra y el placer de hacerlo: "Nosotros no hacemos públicos los dictámenes médicos".

Si los medios no averiguamos por nuestra cuenta, no podíamos informarle de la situación, por ejemplo, de Rogelio Funes Mori, quien lleva ya 130 días sin jugar un partido de futbol.

Si los cambios son para modificar esas acciones "KukluxKlanescas" de extrema derecha, como el señor Mario Castillejos Valle lo bautizó, pues bienvenidos y aplaudidos.

Pero si seguirán con medidas fanáticas de tribuna como "aquí no entra el rival", "todo lo que huela al vecino es malo", "si no estás conmigo es porque estás contra mí", de nada servirán los cambios.

Ojalá sea todo para bien, porque Diego Alonso y los jugadores harán un muuuy buen torneo, y esperemos que todo vaya de la mano. Tanto equipo como dirigencia.

No más "Ku Klux Klan", por Dios... aunque para eso se necesite dirigentes que se quiten la camisa del equipo y se pongan la de ejecutivos.

PD: No basta con cambios de puestos.