miércoles, 25 de julio de 2018

¿Prestado? Jamás - San Cadilla Reforma | 25-07-2018

¿Prestado? Jamás

Andaban las cosas muuuy tranquilas en Pachuca hasta que un tucito mundialista se me alebrestó porque cierto equipo holandés le hizo ojitos hace poco.

Resulta que Erick Gutiérrez trae una especie de obsesión por irse a jugar a Europa en la condición que sea y días atrás se enteró que el PSV pidió a la directiva tuza el préstamo de su capitán por seis meses.

Claro que El "Guti" se emocionó luego luego por esa posibilidad, pero no tomó en cuenta que el cuadro holandés ofreció algo así como lo equivalente a dos pastes.

Por supuesto que la directiva hidalguense hizo coraje, porque de todos es conocida su política de no prestar a sus estrellas.

Sin embargo, eso le importó poco a don Erick, quien aun así mandó un guiño al PSV al tuitear una foto en la que aparece con su compadre de toda la vida, Hirving Lozano.

Por supuesto que ese detallito hizo enojar más a los altos mandos del Pachuca, que de plano le dijeron al "Guti" que hiciera sus maletas, pero para ir a Celaya con el primer equipo a jugar la Copa MX.

Con ustedes, El Portavoz

Por ahí me contaron que una de las innovaciones que podrían ser presentadas hoy en la Federación Mexicana de Futbol es la creación de la figura de El Portavoz.

Este nuevo personaje, al más puro estilo de House of Cards o como en el sexenio de Vicente Fox, y cuya identidad estaría por definirse, sería el encargado de emitir el "juicio oficial" de cualquier tema que ataña a la Fede, e incluso a sus afiliados.

En términos prácticos, si hubiera una bronca con la Selección Mayor, pues saldría El Portavoz, si hay algo que decir sobre los árbitros, hablaría El Portavoz, si no hay boletos para los juegos de la Liguilla, pues la declaración sería de El Portavoz, si se ofrece algo sobre el Mundial de 2026, tendríamos enfrente a El Portavoz.

Los malpensados creen que esta novedad en la nueva estructura de la Fede que será presentada hoy permitiría tener un control casi absoluto de la información que emane del organismo hacia el mundo exterior, con la inherente prohibición para cualquier otro empleado de expresar cualquier punto de vista de manera pública.

Hoy sabremos si en realidad aparece El Portavoz... o nomás andan cuenteando.