jueves, 26 de julio de 2018

¿Por qué Osorio? - San Cadilla Reforma | 26-07-2018

¿Por qué Osorio?

Más de uno nos estamos rompiendo la mollera por entender cuáles son las razones por las que la Dirección de Selecciones Nacionales insiste en mantener en el timón del Tri al colombiano Juan Carlos Osorio.

Cuando de jugar partidos de vida o muerte se trató durante su gestión de dos años con nueve meses al frente del equipo, el verbo, la táctica y la estrategia del entrenador cafetalero hicieron agua por todos lados.

El primero fue aquel traumático 7-0 ante Chile en la Copa América Centenario de 2016, después la paliza 4-1 que le atizó Alemania en la Copa Confederaciones de 2017 -con equipo B, por cierto-, y, para rematar, los dos partidos clave de la Copa del Mundo.

En el juego en que pudo amarrar el primer lugar del Grupo F, terminaron goleados 3-0 por Suecia, y en el de Octavos de Final medio dieron batalla durante 20 minutos y luego fueron presa fácil de Brasil, que caminando lo echó del Mundial con un 2-0.

Tooodo, incluyendo el triunfo sobre el caricaturesco equipo que llevó Alemania a Rusia, valió para terminar en lo mismo que con Lapuente, Aguirre dos veces, La Volpe y mi carnal El "Piojo".

Si a esto sumamos el sobadísimo tema de las rotaciones, que no le ganó un solo admirador en la Liga MX, y lo rematamos con sus presuntos líos de faldas, digamos que el balance no es muy positivo para el hombre de los bolígrafos, quien ya se negó la semana pasada a renovar y aún así sigue siendo el Plan A para el futuro tricolor.

Con todo esto, parece que no hay forma de responder a la pregunta clave: ¿Por qué quieren que se quede?

Algunos creen que si hay algo en su favor es que, a diferencia de varios de sus antecesores, logró "domesticar", léase darles manga ancha, a tooodos los jugadores del Tri, desde el chavo más inexperto hasta la más sagrada de las vacas, algo que vale mucho más de lo que nos imaginamos para los patrones.

¿Será esto suficiente para "soplarte" otros cuatro años con él?