jueves, 26 de julio de 2018

¿Por qué Osorio? - San Cadilla Mural | 26-07-2018

¿Por qué Osorio?

Más de uno se rompe la cabeza para conocer las razones por las que la dirección de Selecciones Nacionales insiste en mantener en el timón del Tricolor al colombiano Juan Cambios Osorio.

Cuando de jugar partidos de vida o muerte se trató, durante su gestión de dos años con nueve meses, el verbo, la táctica y la estrategia hicieron agua por todos lados.

El primero fue el traumático 7-0 ante Chile, en la Copa América 2016; después, el 4-1 de Alemania, en la Copa Confederaciones 2017 -con equipo B-, y los dos partidos clave de la Copa del Mundo.

En el juego en que pudo amarrar el primer lugar del Grupo F, México fue goleado 3-0 por Suecia y, en Octavos de Final, medio dio batalla durante 20 minutos y luego fue presa fácil de Brasil, que caminando lo echó del Rusia 2018, con un 2-0.

Todo, incluyendo el triunfo sobre el caricaturesco equipo que llevó Alemania a Rusia, valió para terminar en lo mismo que Manuel Lapuente, Javier Aguirre -dos veces-, Ricardo La Volpe y Miguel Herrera.

Si a esto sumamos el sobadísimo tema de las rotaciones, que no le ganó un solo admirador en la Liga MX, y lo rematamos con sus presuntos líos de faldas, digamos que el balance no es muy positivo para el hombre de los bolígrafos, quien ya se negó la semana pasada a renovar y, aún así, sigue siendo el Plan A para la Selección.

Con todo y esto, parece que no hay forma de responder a la pregunta clave: ¿Por qué quieren que se quede?

Algunos creen que a su favor está que, a diferencia de varios de sus antecesores, obra que logró domesticar -léase darles manga ancha-, a todos los jugadores del Tri, desde el chavo más inexperto hasta la más sagrada de las vacas, algo que para los patrones vale mucho más de lo que nos imaginamos.

¿Será esto suficiente para otros cuatro años con él?

De vuelta

A partir del sábado, los partidos como locales de los Gallos del Querétaro pasarán por TV Azteca, después de cuatro años de ausencia. El cambio se dio porque en 2014 la franquicia fue adquirida por Grupo Imagen, que tiene su propio canal de televisión en TV abierta.

Hace unos días, Benjamín Salinas dijo que Azteca analizaba dejar el negocio del futbol porque resultaba demasiado costoso. Con ese comentario, en Televisa y Fox Sports debieron lamerse los bigotes porque alguien tendría que apoderarse de las transmisiones del Atlas, el Morelia, el Veracruz y el Puebla.

Sin embargo, al parecer, en la cúpula del Grupo Salinas las cosas se calmaron un poco y ayer sumaron de vuelta a los Gallos en su alineación.

Esto no quiere decir que Imagen se quedará fuera de la jugada, porque los juegos del Querétaro pasarán por ambas señales.

La competencia se pone buena.

Espérense

El refuerzo que más trabajo le costó a la directiva del Atlas convencer para que viniera debutará hasta la Jornada 3, contra los Pumas.

El técnico Gerardo Espinoza nada quiere regalar, así que Ricardo Álvarez no hará el viaje para jugar frente al América, el sábado, debido a que no está físicamente al tiro y no quiere ser uno más en su debut.

Ricky debutará en el Estadio Jalisco frente a La Fiel, que no tiene muchas expectativas en su juego. Talento tiene, pero tiene que aplicarse y que no salir con los típicos pretextos de la adaptación, el clima o la comida con picante.

En el grupo ha caído bien su llegada, de hecho, las bromas entre los extranjeros y los elementos que ya estaban en el plantel son de todos los días.

Ricky tiene que estar bien con su esposa, de lo contrario, le costará mucho.

Ya les había contado que, antes de firmar, intentaba solucionar temas personales, o sea, convenciendo a su pareja de que en México no toda la gente está armada.

Por lo pronto, ha dicho en su círculo cercano que no ha batallado con la inseguridad y que, una vez de que esté bien físicamente, los proyectos saldrán sobrando.

A ver si es cierto.