lunes, 30 de julio de 2018

La lógica en el futbol - Mario Castillejos | 30-07-2018

La lógica en el futbol

Quienes piden lógica en el futbol, se olvidan de que este juego es una confrontación de sueños contra realidades, pero los sueños muchas veces no tienen lógica.

En el Universitario, por ejemplo, cada partido jugado es un "remake" del anterior, y ayer Xolos propuso la misma idea que siete días antes interpretó el León, tirados sistemáticamente atrás con algunos desdobles aislados. En consecuencia, el equipo de Ricardo Ferretti volvió a triangular por las bandas con Dueñas en su versión de lateral izquierdo, Lucas Zelarayán y Javier Aquino, mientras que en el costado opuesto hacía lo mismo Rafael Carioca, Luis Rodríguez y Jürgen Damm.

En estas condiciones, los felinos obtuvieron, una vez más, superioridad, volumen de juego en campo rival y dominio en todas y cada una de las estadísticas.

Sin embargo, la gran denuncia pública es la misma que el llamativo equipo Tigres viene acarreando en los últimos 4 años.

¿Cómo un equipo tan poderoso que durante 70 o 75 minutos controla todas la circunstancias en cualquier campo invariablemente termina desfigurado, permitiendo que lo manoseen en su propia cancha los mismos rivales que antes fueron sometidos?

A estas alturas sólo me queda afirmar que, por lo menos en esta Liga, no hay otro equipo que se vea tan afectado en su funcionamiento cuando mete un gol a favor como los Tigres. Y aunque lo anterior suene contradictorio, este absurdo lo practican muy seguido. En otras palabras, su peor futbol, invariablemente aparece tan pronto se ponen arriba en el marcador.

Lo más aterrador del absurdo es que posee su propia lógica.

En fin, las dos victorias sumadas ahí están. Y tampoco encuentro argumentos para afirmar que la extraña fortuna ha sido el motor de ambas, aunque sí debemos considerar que la calidad de los rivales vencidos en el Universitario (León y Tijuana) no son un buen parámetro para evaluar el nivel actual de estos Tigres. Veremos qué muestran el próximo sábado frente a un Cruz Azul que es de mucho más nivel.

Del otro lado de la Ciudad, Rayados también inicia sumando seis puntos de seis, aunque su marca, a diferencia de la de Cruz Azul, Pumas y Tigres, ha sido de visitante.

También sé que muchos argumentan que el Monterrey fue beneficiado por la expulsión inmerecida del leonés Pedro Aquino. Y sí, para mi fue Ortiz quien se incrustó entre las piernas del peruano una vez que éste ya había jugado el balón, pero no obstante el error arbitral, me gustó la bohemia que plasmaron los de Diego Alonso.

Abiertamente me declaro fan de Rodolfo Pizarro. El tamaulipeco crea desde la nada, no mantiene posición fija y jamás rehúye a participar en la recuperación del balón. Con 92 por ciento de acierto en sus pases intentados, Rodolfo es uno de esos extraños futbolistas todo terreno.

Y en segundo lugar, Barovero inspira la tranquilidad que te brinda traer en tu carro un guardaespaldas ruso de dos metros de alto. ¿No cree usted?

PD: Es absurdo dividir a un equipo en bueno y malo. Los equipos son tan sólo encantadores o aburridos.

Lo escrito, escrito está.