domingo, 29 de julio de 2018

Guadalajara con una noche triunfal terminaron ahogadas por el Cruz Azul

Las ilusiones de José Cardozo de presentarse como técnico del Guadalajara con una noche triunfal terminaron ahogadas por el Cruz Azul y un diluvio que encharcó la cancha.

Un solitario gol de Martín Cauteruccio, al minuto 47, marcó el triunfo de 1-0 de La Maquina, que le mostró al paraguayo que los refuerzos millonarios sí hacen diferencia.

Una tormenta, con granizo y fuertes vientos, azotó la zona del Estadio Akron dos horas antes del encuentro.

Así el agua se convirtió en un protagonista, sobre todo en el primer tiempo, en el que la lluvia no cesó y los charcos convertían el campo en una zona pantanosa.

El duelo sufrió un retraso de 20 minutos y, curiosamente, ninguno de los dos equipos pudo ejercer dominio en el concierto de errores, resbalones y pases imprecisos.

Raúl Gudiño volvió a mostrarse valiente, a pesar de lo traicionero del balón mojado y los charcos en los que se movía para cortar ataques.

Al minuto 20, el chiverío tuvo la más clara, en un cabezazo que Isaac Brizuela remató mal, solo frente a Jesús Corona.

Adrián Aldrete sacó un bombazo al 39', al que Gudiño le metió vuelo para la foto, pero el balón se fue rozando el travesaño.

Para el segundo tiempo las condiciones cambiaron. La lluvia cesó, pero ya había arruinado el césped, aunque los charcos eran menos y eso le sentó mejor al visitante.

Los de Pedro Caixinha, quien sigue invicto frente a las Chivas, encontraron la jugada de la victoria en cuanto arrancó el complemento.

Elías Hernández, el refuerzo millonaria del semestre, sirvió para Martín Cauteruccio, quien acababa de entrar por Milton Caraglio y condujo por el centro sin oposición.

El delantero celeste le respondió a su técnico en el primer pique, corrió en diagonal, dejó fácilmente a Carlos Salcido y Hedgardo Marín, mal perfilado, se comió la finta. Cauteruccio disparó cruzado para vencer a Gudiño.

Eso fue suficiente para inundar de tristeza a la mojada afición rojiblanca.

Todavía al 79', Hernández sacudió el poste izquierdo de la portería del chiverío.

Casi al final, Ángel Sepúlveda, quien entró de cambio, tuvo un remate con la cabeza que no alcanzó a conectar. Ahí se ahogó el último intento.

El Cruz Azul es líder del torneo, con dos triunfos, y el Rebaño es colero, con dos derrotas, pero sobre todo, con su horizonte amenazado por más tormentas.